Lo importante al compartir contenido en redes sociales, es que sea idóneo para tu comunidad y además aporte algún valor. No todo lo que compartas puede referirse a la venta de productos o servicios, también debes interesarte por los gustos de la audiencia, ayudarlos, educarlos o entretenerlos con algún contenido.

A continuación te enseñamos algunas características básicas que deberías tener en cuenta para aportar valor en las redes:

1- Contenidos interesantes: Es un error publicar por publicar o estar por estar, si compartes un contenido debe ser interesante y bien pensado.

2- Que fomenten la interacción: Los mensajes deben fomentar que los usuarios reaccionen, comenten y hasta que los compartan.

3- Mensajes sencillos y directos: Este tipo de mensajes transmiten cercanía al usuario e intentan involucrarse en su día a día. Debes ir conociendo a tu audiencia y sus gustos.

4- Publicar constantemente, pero sin exagerar: La presencia debe ser constante con contenidos seguidos pero sin caer en el “descontrol” o gran cantidad de publicaciones diarias tipo Spam.

5- Ser honestos: Debemos tener credibilidad y siempre compartir contenidos honestos. El compartir mentiras o mensajes engañosos daña tu reputación en redes sociales.

Ten muy claro y recuerda que tu audiencia es quien te “guiará” y con quien podrás validar los contenidos y temas que vayan funcionando y generando engagement.

No siempre lo que creemos que gustará es lo que más sirve. Es momento de que las marcas bajen de sus “pedestales” se pongan a la par de los consumidores, los tomen en cuenta, le muestren importancia y escuchen sus sugerencias.