Los números son importantísimos, la estadísticas, los datos etc. Pero en muchos casos vemos a los demás como una cifra, un número más en la estadística.

Muchas veces en redes sociales nos centramos más en cantidad que en calidad, solo se busca “crecer”, incrementar seguidores sin importan si es la audiencia ideal. Cantidad en vez de calidad.

Es momento de que dejes de ver a tu audiencia como “un numero de followers” y empezar a tomarlos como una red de contactos. Son increíbles todos los beneficios que puedes obtener si no vez a tus seguidores solo como una estadística más y darle el justo valor a cada persona que se suma a tu perfil.

Son personas con los que compartes gustos similares, de las que puedes aprender y compartir ideas. Los seguidores no pueden ser tratados como una masa homogénea, cada uno tiene sus características (Las cuáles  muchas veces coinciden).

Asume y ten en claro que tus seguidores son muy importantes, no porque seas un personaje público muy influyente o una gran marca eres mejor o más importante que tu audiencia. Son personas muy parecidas a ti y seguramente con muchos de ellos podrás tener una red de contacto y hasta generar colaboraciones.

Esto hará que seas cuidadoso y estratégico con tu forma de comunicar. Piensa siempre de quiénes te quieres rodear, con quiénes quieres compartir y cómo sería tu red de personas increíbles con las que te gustaría contar. En esto la vida digital no difiere mucho de la real, cuida tu entorno y haz que tu comunidad sea más que “solo followers”