Thedore Levitt decía que la “miopía” del marketing es “intentar vender un producto o servicio sin enfocarse en la demanda o necesidad del consumidor”. Y ahí radica el cambio que ha sufrido el marketing en los últimos años. No vendas, da a conocer historias. Por ello, en este post vamos a profundizar sobre el marketing de historias y el marketing de contenido.

Así, hacer marketing y vender son dos acciones totalmente diferentes y no puedes usar tus redes sociales para vender tu producto, tu servicio o, sencillamente, tu marca. Hay que cambiar el concepto de vender por el de “enamorar” a tu público. Y, ¿cómo se consigue eso? transmitiendo historias con las que tus seguidores se sientan identificados. De esta manera, conseguirás hacerte un “hueco en su vida” y pasar a ser algo más que una marca.

Lo primero que debes tener en cuenta para hacer un buen marketing de historias es saber a ciencia cierta en qué sector está tu marca o empresa. Ése el punto número uno para tu presencia en redes sociales ya que, como comentábamos en este post, tienes qué saber en qué redes sociales estar y por qué. Además, esa delimitación de tu sector te ayudará también a escoger la voz de tu marca y a definir mejor las “tribus” con las que hablarás.

Las redes sociales son perfectas para realizar el marketing de historias. Así, conseguirás “enamorar” al público y que se enganche a tu marca. De esta manera, y tal y como describe el co-fundador y CMO de smartBeemo, David Uribe, “las redes sociales deben celebrar la vida, ser útiles y enfocarse en tribus”.

Teniendo claro que las redes sociales son tus grandes aliadas en este aspecto, ¿cómo contamos buenas historias? Siguiendo los siguientes pasos:

  1. Conoce en qué negocio estás
  2. Entiende el valor humano que aportas
  3. Soluciona problemas en el mundo real
  4. Modera y lidera las tribus correctas

 

Y, lo más importante, ¿qué contamos? Para ser relevante y “enamorar” a tu público, debes conocer de cerca los siguientes puntos:

  1. Qué problema quieres solucionar
  2. Qué tribu aglomera tu marca
  3. Qué tono vas a utilizar
  4. Cuáles son los canales más afines para difundir ese marketing de historias
  5. Apela a los insights humanos.

 

Ya sabemos qué contaremos, quiénes la contarán y cómo contarlas. Pero, ahora,  ¿cómo sabemos si nuestro marketing de historias está funcionando? Ahí es cuando debes acudir a las métricas del éxito, que reside en el share (o compartir). Los likes ya no son tan importantes ni nos muestran el verdadero engagement. La recomendación online es la que te asegura que el éxito de tus historias se conviertan en ventas.

¿Te has quedado con ganas de conocer mucho más sobre el marketing de historias? Pues, si te gusta el contenido y quieres hacer el mejor programa ONLINE certificado disponible en Español te invitamos al curso Redes Sociales: Comunicación, Data y Negocios en el que conocerás muchas claves para la relevancia en redes sociales.