A veces las reuniones de trabajo pueden tornarse aburridas o poco productivas si todos sus integrantes no están 100% conectados.

La inefectividad de tantas reuniones semanales puede remediarse modificando los primeros y los últimos cinco minutos. Empieza fuerte y termina fuerte, realiza reuniones entretenidas y de las cuales puedas realmente sacar provecho.

Aquí algunos consejos para mejorar tus reuniones laborales:

1- Establece el ejemplo desde el minuto 0:

Si quieres a un equipo con energía y conectado, debes dar el ejemplo. Si eres el jefe y entras a la reunión con mala cara o un humor extraño seguramente los demás se contagiarán rápidamente y la reunión tomara un ritmo pesado. La actitud es fundamental para que sea productiva y bien llevada.

2- Conéctate con todos en la reunión:

Es importante en una reunión cara a cara tener contacto visual, intentar construir el entendimiento y la sintonía entre todos los presentes. Deja que todos los que están en la sala opinen y den sus puntos de vista, pregúntales cómo les va con el trabajo y si tienen algo que deseen expresar.

3- Entrega pasos a seguir:

Asegúrate que todos sepan que tarea deben realizar, antes de culminar la reunión deja que todos digan un breve resumen de sus deberes y pensamientos. Que salgan de la reunión con una idea clara de lo que van hacer luego de salir de allí. No hay nada peor que salir de tu equipo salga de una reunión con más dudas de las que entraron.

4- Reconoce los éxitos:

El reconocimiento es una parte positiva para la motivación. Esto debe estar en la lista de pendiente en las reuniones, elogiar el buen camino que lleva una tarea o negocio y  también el celebrar la culminación de alguna tarea es una buena forma de incentivar al grupo.

5- Termina como empezaste:

Con la misma energía que comenzaste la reunión debes cerrarla, con una idea concreta que refleje lo conversado. Una reunión larga puede pasar por diferentes altibajos pero el principio y fin de la misma debe ser con energía para así empezar motivado e irse de igual forma con ganas de mejorar en las labores pautadas.